martes, 30 de septiembre de 2008

Paloma Pillín

En todo el día en la Mola hice solo un retrato. El de una acuarelista que me habló de su maestro, Pepe Martínez Lozano, ya fallecido. Hablaba con mucha pasión de su figura y de su trabajo como pintor. Estuve mirando su sitio: martinezlozano. Pensé ¿Porqué no pintar a brochazos con acuarela? Cuando regresé a la Mola el siguiente día, practiqué a soltar la mano sin tanto miedo pero preparando bien el dibujo a lápiz. Fue muy bien... he vuelto a donde estaba el año pasado. 
Esta es Paloma Pillín:
Conocía a Paloma haciendo el retrato porque le pedí que me hiciera de cebo y saltaron chispas. Ella es muy simpática, no se está quieta, no para de hablar muy rápido. Conoce a mucha gente, saludaba, se reía y no paraba de hablarme y decirme todo lo que le pasaba por la cabeza. Mi actitud fue la contraria. Me puse muy serio y muy exigente con ella, muy borde. Me costó muchísimo tiempo el dibujo a lápiz, no hice concesiones, no me reí y le decía todo el rato: quieta, mira para allá, vuelve a la posición, calla, y ella rebelde, rebelde. Tuve que decirle incluso -Imagínate que este retrato lo tienes que pagar - Y ¿cuanto me costaría? - 100 euros. -¿100 euros? -Si, cuestan 100 euros le mentí. Eso la calmó durante un rato. No se podía creer lo que estaba pasando y lleva días criticando mi actitud con ella de aquel día (nos hemos hecho amigos).
Tuve que explicar eso de que... La gente no sabe lo difícil que es. Todo lo que entra en juego. Se piensan que soy una cámara de fotos, que tengo una capacidad prodigiosa de observación, análisis y plasmación en cualquier circunstancia.... y por cuatro duros.
Siempre explico que es un trabajo de colaboración, que sin una actitud activa y entregada yo no puedo hacer mucho. En definitiva, que hay que posar.
La segunda parte vino cuando vio el resultado. La decepción. A pesar de que a todo el mundo le gustó mucho este retrato, ella solo veía una papada.  ...que si le he hecho papada y ella no tiene papada, etc.
Con esa excusa quiere que le haga otro retrato sin papada. Pero en realidad es para hacer una performance conmigo. Dice que esta vez se va a estar tan quieta y que me va a mirar tan fijamente... que tampoco voy a poder trabajar... Veremos.
El cebo funcionó y esta italiana tan simpática se sentó para mi. Era tal cual:

Gran día (...y poco dinero).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

déjate. paloma está clavada.
saludos, pepo

Juanescu dijo...

Hola Pepo, me alegro de que digas algo por aquí. un abrazo.